HUMOR - muygraciosos.com

Autos





Iba un señor en una moto a 80 Km p/h en una carretera desértica. Cuando ve un aviso que decía: Disminuye a 50 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 50 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 30 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 30 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 10 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 10 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 5 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 5 Km p/h. Más adelante encuentra un último aviso que dice:
¡Bienvenido a Disminuye!




Llega un señor y se monta a un bus y le pregunta al chofer:
Señor, ¿hasta dónde llega este bus?
Y el señor responde:
Hasta la parte de atrás.




Era una mañana de día Domingo y en una ciudad muy habitada se daba por inaugurada una nueva carretera que permitiría a los automovilistas viajar más rápido, la policía estaba muy contenta y el alcalde le propuso a un oficial de policía que regalara 1.000 dólares al automóvil 1.000 que pasara por la nueva carretera, se dio la oportunidad, y el oficial hace detener un carro y se expresa así:
¡Muy buenos días, señor!, tengo el agrado de comunicarle que usted ha ganado 1.000 dólares por haber sido el automóvil número mil de esta mañana, el oficial muy ansioso le dice:
¿Qué piensa hacer con el dinero?
El conductor le dice:
Bueno, ya es tiempo para tomar lecciones de conducir y pagar mi licencia. Mientras la esposa del conductor que estaba sentada al lado le dice: No le haga caso señor policía, si éste cuando se cura no sabe lo que habla.
El oficial de policía se enfureció y le dijo:
En ese caso mi amigo, detenga el vehículo y bájese.
y la suegra que estaba en el asiento trasero le dice:
¡Viste, te dije que no llegaríamos a ningún lado con un vehículo robado!










Se encuentra un señor parado a la orilla de la carretera en la noche pidiendo aventón y estaba cayendo una tremenda tormenta, pero nadie se paraba, cuando de repente volteó y vio que para la curva venía un carro, y que se para. El señor sin dudarlo más se sube al carro y cierra la puerta, cuando de repente voltea y se da cuenta que nadie va manejando el carro, voltea hacia la carretera y ve que adelante había una curva y el señor empieza a rezar. Cuando al llegar a la curva se abre la puerta del chofer, entra una mano y mueve el volante en la curva, y así le sucede repetidas veces hasta que el señor no aguanta y se baja del carro y se va corriendo hasta el pueblo más cercano, entra a la cantina y a todos les empieza a contar lo que le sucedió. Como a la media hora llegan dos tipos todos mojados y le dice uno al otro:
Mira Juan, allá está el tipo que se subió al carro cuando lo veníamos empujando.




Estaba un señor tirado en media calle diciendo: CR345, CR345, CR345... Cuando llega otro y dice:
Pobrecito, este señor está loco, mejor me pongo junto con él para que no piensen mal de él.
Y se pone a decir XP041, XP041...
En eso el primero dice:
¡Desgraciado, me hizo perder la matrícula del que me atropelló!







Más chistes de Autos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED