HUMOR - muygraciosos.com

Dios





Una monja va al medico con un ataque de hipo que ya le dura un mes. Doctor, tengo un ataque de hipo, desde hace un mes, que no me deja vivir.
-No duermo, no como, ya me duele el cuerpo de tanto movimiento compulsivo involuntario.
-Tiendase en la camilla, hermana, que la voy a examinar- dice el medico.
La examina y le dice: - Hermana, esta usted embarazada. La monja se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de panico. Una hora despues el medico recibe una llamada de la madre superiora del convento:
- Doctor, ?que le ha dicho Ud. a la hermana Maria?.
Verá, madre superiora, como tenia un fuerte ataque de hipo, le di un susto para que se le quitara y supongo que se le habra quitado, ¿no?, dice el medico.
-Si, a la hermana Maria se le ha quitado el hipo, pero el padre Juan se ha tirado del campanario.



Una monja y un cura juegan al golf.
En el primer hoyo la monja realiza un drive perfecto sobre el green. El cura hace lo mismo. La monja acierta al hoyo pero el cura falla y dice:
- La puta que la parió, fallé
- Padre no diga eso o Dios hará que caiga un rayo sobre usted, le dice la monja
Pero el cura continuó diciéndolo hasta el hoyo número 18 sobre el cual se escucharon truenos en el cielo y un relámpago salió y mató la monja.
Luego el cura escucha a Dios que dice:
- La puta que la parió,, fallé




Un Cardenal es invitado a una cena entre parientes. En un momento aparece la sobrina de uno de ellos con un vestido con un escote abismal. El Cardenal le dice:
-Te digo querida, que estás mostrando mucho más de lo que le conviene al pudor de una niña.
- Y usted, Cardenal, está mirando mucho más de lo que le conviene a un Príncipe de la Iglesia....










Jesucristo estaba realizando uno de sus habituales paseos por el cielo, cuando de repente se cruza con un hombre de largas barbas, vestido con una túnica, con un rostro venerable. Y Jesús, mirándolo con una mezclade emoción y sorpresa, le dice:
- Perdone, buen hombre. Yo a usted le conozco de algo... Usted en la otra vida...
- Yo hace muchos años que ya no estoy en la otra vida. En la tierra era carpintero y tuve un hijo que se hizo muy famoso en toda la humanidad.
Al oir estas palabras, Jesús abraza al venerable anciano y gita:
- ¡Padre!
- ¡Padre!
A lo que el viejo replica:
- ¡Pinocho!



Yo solía ser un agnóstico, pero ahora no estoy seguro.






Más chistes de Dios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED