HUMOR - muygraciosos.com

Dios





Una monja va al medico con un ataque de hipo que ya le dura un mes. Doctor, tengo un ataque de hipo, desde hace un mes, que no me deja vivir.
-No duermo, no como, ya me duele el cuerpo de tanto movimiento compulsivo involuntario.
-Tiendase en la camilla, hermana, que la voy a examinar- dice el medico.
La examina y le dice: - Hermana, esta usted embarazada. La monja se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de panico. Una hora despues el medico recibe una llamada de la madre superiora del convento:
- Doctor, ?que le ha dicho Ud. a la hermana Maria?.
Verá, madre superiora, como tenia un fuerte ataque de hipo, le di un susto para que se le quitara y supongo que se le habra quitado, ¿no?, dice el medico.
-Si, a la hermana Maria se le ha quitado el hipo, pero el padre Juan se ha tirado del campanario.



Se apersonan altos funcionarios de Coca Cola ante Su Santidad en el Vaticano para hacerle una propuesta:
Su Santidad, le ofrecemos US$5.000.000 mensualespara que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "No podemos hacer eso Hijo Mío.."
Tras unos meses vuelven a visitar el Vaticano con otra propuesta: Su Santidad nuestra empresa le ofrece US$300.000.000 anuales para cambiar en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "de ninguna manera podemos hacer eso Hijo Mío...
Insistentes estos funcionarios, consiguen una cita con el Sumo Pontífice, y le presentan una oferta de su Corporación:
Su Santidad nuestra empresa ha decidido ofrecerle a su Iglesia la cantidad de US$1.500.000.000 anuales para que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día..."
A lo que el Santo Padre, voltea hacia su Secretario y le pregunta:
¿En que fecha termina nuestro contrato con los panaderos...?




Yo solía ser un agnóstico, pero ahora no estoy seguro.










En el paraíso se encontraban Adán y Eva. Adán siempre salía a trabajar y llegaba tarde, todos los días era la misma historia.
"Como estoy solo debo hacer todos los trabajos y me toma mucho tiempo" decía Adán.
Eva comenzó a sospechar que andaba merodeando a otra mujer y le dijo:
estas con otra y lo sé todo.
Adán riéndose a carcajadas le dijo: estas loca tu eres la única mujer en toda la creación, y se fueron a dormir. A media noche Adán se despierta abruptamente al sentir que algo punzante le pinchaba el pecho en varios lugares y ve a Eva sobre él y le pregunta: ¿qué haces?, y ella le contesta: Contándote las costillas!



No solo no existe Dios, trate de conseguir un plomero un fin de semana.
Woody Allen.






Más chistes de Dios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED