HUMOR - muygraciosos.com

Dios


Después de unos días, el Señor llamó a Adán a él, y dijo:
- Es tiempo que vos y Eva empiecen el proceso de poblar la Tierra, de manera yo quiero que empieces besando a Eva.
- Sí Señor, ¿pero que es un beso? - preguntó Adán.
De modo que el Señor le dio una descripción breve a Adán y Adán tomó Eva entonces por la mano, y la llevó detrás de un arbusto cercano. Después de unos minutos Adán surgió, y dijo:
- Señor que agradable era.
Y el Señor contestó:
- Sí, Adán, yo pensé que vosotros disfrutarían, y ahora me gustaría que vos acariciaras a Eva.
- Señor, ¿que es una caricia?
De modo que el Señor le dio una descripción breve a Adán y Adán fue de nuevo detrás del arbusto con Eva. Varios minutos después, Adán volvió, sonriente, y dijo:
- Señor, fue incluso mejor que el beso.
- Has hecho bien, Adán, y ahora quiero que hagas el amor con Eva.
- Señor, ¿que es hacer el amor?
Por lo que el Señor le dio instrucciones de nuevo a Adán, y Adán fue con Eva, detrás del arbusto. Pero este reapareció en dos segundos:
- Señor, ¿que es un el dolor de cabeza?



Una monja y un cura juegan al golf.
En el primer hoyo la monja realiza un drive perfecto sobre el green. El cura hace lo mismo. La monja acierta al hoyo pero el cura falla y dice:
- La puta que la parió, fallé
- Padre no diga eso o Dios hará que caiga un rayo sobre usted, le dice la monja
Pero el cura continuó diciéndolo hasta el hoyo número 18 sobre el cual se escucharon truenos en el cielo y un relámpago salió y mató la monja.
Luego el cura escucha a Dios que dice:
- La puta que la parió,, fallé




- Esta noche un hombre ha entrado en la habitación de una monja. Este hombre uso un dispositivo contraceptivo. El jardinero lo ha encontrado en el jardín esta mañana.
99 monjas exclamaron: "Ooooooooooooooooh!"
Una exclamo: "Je, je, je!"
Continuó la madre superiora:
- Sin embargo, el dispositivo contraceptivo en cuestion ha resultado tener un agujero.
99 monjas exclamaron: "Je, je, je!"
Una exclamo: "Ooooooooooooooooh!"










Yo solía ser un agnóstico, pero ahora no estoy seguro.



Jesucristo estaba realizando uno de sus habituales paseos por el cielo, cuando de repente se cruza con un hombre de largas barbas, vestido con una túnica, con un rostro venerable. Y Jesús, mirándolo con una mezclade emoción y sorpresa, le dice:
- Perdone, buen hombre. Yo a usted le conozco de algo... Usted en la otra vida...
- Yo hace muchos años que ya no estoy en la otra vida. En la tierra era carpintero y tuve un hijo que se hizo muy famoso en toda la humanidad.
Al oir estas palabras, Jesús abraza al venerable anciano y gita:
- ¡Padre!
- ¡Padre!
A lo que el viejo replica:
- ¡Pinocho!



Más chistes de Dios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED