HUMOR

Doctores





Doctor, doctor, tengo un problema, tengo doble personalidad, dice el paciente desesperado.
En eso el doctor le dice:
No se preocupe que entre los 4 podemos arreglarlo.




Una paciente de setenta años le pregunta al doctor:
Oiga doctor, cuando subo la pendiente para llegar a mi casa me fatigo muchísimo, ¿Qué me aconseja tomar?
Y el médico le responde:
Un taxi, señora.




Va un tipo llamado Pepe a una clínica, donde el médico es conocido suyo. Entonces el médico lo examina. Al rato, Pepe le pregunta:
¿Cómo estoy?
Pues, que tienes el mismo problema de una iglesia abandonada.
¿Qué quieres decir?
¡Que no tienes cura!











- Doctor, no he notado mejoría con el tratamiento que me dio.
- Pero, ¿se ha tomado el jarabe que le receté?
- ¿Cómo me lo voy a tomar, si en el frasco dice consérvese bien cerrado?



En la sala donde los estudiantes de medicina hacen prácticas, llega un hombre con un ataque al corazón:
Mi corazón, mi corazón.
Tranquilo hombre, le dice el estudiante, que enseguida viene un médico y le atiende.
En eso llega uno de primero y pregunta:
¿Es éste el del corazón?
Sí doctor, sí.
Saca dos agujas y chass chass, se las clava en los ojos, a lo que el estudiante dice:
Pero oiga, que era el corazón lo que le dolía.
Ojos que no ven...







Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED