HUMOR

Chistes Cortos





Entra un ciego a una cocina y coge un rallador de queso, se pone a leerlo en forma de braille y dice:
¿Quién ha escrito esta tontería?




¡Pepe, Pepe, despierta!
Y le dice el marido:
¡Qué! ¡Qué quieres!
Y dice la mujer:
¡Que se te han olvidado las pastillas para dormir!




Era una mujer tan pequeñita, tan pequeñita, que en vez de dar a luz daba chispita.











Disimula, y la mula dijo sí.
Abordar el barco, y el barco quedó precioso.
Come sin prisa, y prisa se murió de hambre.




Dos mercados estaban volando y uno le dice al otro:
¿Por qué estamos volando?
Debe ser porque somos supermercados.







Más chistes de Chistes Cortos Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED