HUMOR

Dios





En el paraíso se encontraban Adán y Eva. Adán siempre salía a trabajar y llegaba tarde, todos los días era la misma historia.
"Como estoy solo debo hacer todos los trabajos y me toma mucho tiempo" decía Adán.
Eva comenzó a sospechar que andaba merodeando a otra mujer y le dijo:
estas con otra y lo sé todo.
Adán riéndose a carcajadas le dijo: estas loca tu eres la única mujer en toda la creación, y se fueron a dormir. A media noche Adán se despierta abruptamente al sentir que algo punzante le pinchaba el pecho en varios lugares y ve a Eva sobre él y le pregunta: ¿qué haces?, y ella le contesta: Contándote las costillas!



Yo solía ser un agnóstico, pero ahora no estoy seguro.



Morir Como Jesús Un viejo está agonizando, ya a punto de morir y dice "Traigan a mi esposa".
La traen y el viejo dice "traigan a mis hijos", los traen y el viejo dice,
"traigan a mis hermanos", los traen y el viejo dice,
"Ahora si puedo morir como Jesús,
....................rodeado de ladrones".










Un Cardenal es invitado a una cena entre parientes. En un momento aparece la sobrina de uno de ellos con un vestido con un escote abismal. El Cardenal le dice:
-Te digo querida, que estás mostrando mucho más de lo que le conviene al pudor de una niña.
- Y usted, Cardenal, está mirando mucho más de lo que le conviene a un Príncipe de la Iglesia....



Se apersonan altos funcionarios de Coca Cola ante Su Santidad en el Vaticano para hacerle una propuesta:
Su Santidad, le ofrecemos US$5.000.000 mensualespara que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "No podemos hacer eso Hijo Mío.."
Tras unos meses vuelven a visitar el Vaticano con otra propuesta: Su Santidad nuestra empresa le ofrece US$300.000.000 anuales para cambiar en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día.."
A lo que el Santo Padre responde: "de ninguna manera podemos hacer eso Hijo Mío...
Insistentes estos funcionarios, consiguen una cita con el Sumo Pontífice, y le presentan una oferta de su Corporación:
Su Santidad nuestra empresa ha decidido ofrecerle a su Iglesia la cantidad de US$1.500.000.000 anuales para que se cambie en el Padre Nuestro la frase "El pan nuestro de cada día ..." por "La Coca Cola nuestra de cada día..."
A lo que el Santo Padre, voltea hacia su Secretario y le pregunta:
¿En que fecha termina nuestro contrato con los panaderos...?







Más chistes de Dios Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED