HUMOR

Doctores





Una monja que tenía hipo, va al médico y le dice al doctor:
Oiga doctor, tengo un hipo que no se me va.
Empieza el doctor a analizarla y le dice:
Usted está embarazada.
Se va la monja al convento y lo cuenta. Al día siguiente va la madre superiora y le dice al doctor:
Pero, ¿Cómo le ha dicho eso a la monja?
Y le dice el doctor:
Si era para darle un susto, para quitarle el hipo.
Y dice la monja:
¡Pues el que se ha dado un susto es el obispo, que se ha tirado desde la torre!




Un viejito que esta donde el oculista le pregunta al doctor:
¿Está seguro doctor que con estos anteojos podré leer bien?
Y el doctor le contesta:
Sí señor, así es.
Y luego agrega el señor:
¡Que bueno, porque yo no sé leer!




Una vez una pareja que espera bebe llega con el doctor, "doctor, doctor, queremos un tratamiento en el que mi esposa no sienta el dolor de parto" a lo que el doctor responde "Tenemos lo ultimo en tratamiento para el dolor de parto es tan efectivo que el dolor de parto no lo sentirá su esposa sino el padre del bebe" la pareja emocionada acepta el tratamiento, y llega el día del parto, la señora tiene sus contracciones y la llevan a la sala de partos, y todo sale como planeado, la mujer no siente ningún dolor, el padre emocionado exclama
¡¡"Doctor este tratamiento es tan efectivo que ni siquiera yo sentí dolor alguno,!! ¡¡gracias doctor!!. Cuando llegan a casa se llevan la sorpresa de su vida, cuando encuentran al cartero muerto en la puerta.











Un tipo va al doctor y le dice:
Doctor, doctor, tengo un problema.
Si, claro señor, dice el doctor, dígame.
Tengo un hueso afuera, dice el paciente.
Amablemente el doctor le contesta:
Hágalo pasar.




Doctor, ¿se pueden tener hijos después de los 40?
Personalmente, señora, yo creo que con cuarenta ya hay bastante.







Más chistes de Doctores Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED