HUMOR

Era una vez





Era una vez un niño tan, pero tan feo, que cuando picaba cebolla, la cebolla era la que lloraba.
Pero tan, pero tan feo, que cuando chupaba un limón, el limón era el que hacía la cara.




Era una tía tan fea, tan fea, tan fea, que su marido se la llevaba al trabajo para no tener que darle un beso de despedida.




Era una vez un niño tan feo, tan feo, que cuando nació el que lloró fue el doctor, y cuando se iba a dormir la mamá le decía:
Papito si viene el cuco, cuidadito con ir a asustarlo.











Había una vez un niño que le preguntó a su padre que quién era superman, y el papá le contestó:
Me suena...
Y el niño le dice:
No te suena, ¡Te parte la cara!




Era un mes tan seco que las vacas de mi abuela dieron leche en polvo.






Más chistes de Era una vez Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED