HUMOR

Exageraciones





Era un hombre tan pobre, pero tan pobre, que la última vez que comió carne fue cuando se mordió la lengua.




Era tan honrado, que cuando encontró un trabajo, lo devolvió.




Era una señora tan gorda, tan gorda, tan gorda, que se hizo un vestido de flores y se acabó la primavera.











Era una vez un señor tan rico, pero tan rico, que se lo comieron.



Era una casa tan chiquita, pero tan chiquita, que cuando llevaron un cuadro de la Santa Cena, los apóstoles se quedaron afuera.







Más chistes de Exageraciones Página principal
© Copyright 2000/2002 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED