"; Los mejores chistes de Niños

HUMOR

Niños




Jaimito le escribe una carta a Santa Claus, y le dice:
Santa Claus, este año te voy a pedir una bicicleta como te la pedí el año pasado, pero esta vez te voy a especificar bien la dirección de mi casa, porque el año pasado se la dejaste al muchachito del frente de mi casa y tuve que agarrarlo a golpes para quitársela.




Va un niño pequeño por la calle, perdido, y se dirige a un guardia para pedirle información sobre sus padres:
Oiga señor, ¿No habrá visto usted a una señora sin un niño como yo?



La maestra de Pepito está tan harta de él, que un día le dice:
¡Pepito, quisiera ser tu madre por dos o tres días, a ver si puedo mejorar tu educación!
Pepito le contesta:
Está bien, señorita, hablaré con mi papá, pero por lo que dice de usted, él estará muy contento.










Un niño llega donde la mamá y le dice:
¡Mami, mami, mi abuelita sabe mecánica!
Y la mamá le contesta:
¿Por qué hijo?
Porque la vi debajo de un bus.




Eran unos trillizos que habían nacido y ya acostaditos en su cuna el primero despierta, levanta su cobija y mira hacia abajo, despierta a su hermano que dormía a un lado de él y le dice:
Ps, ps, despierta, fíjate que yo soy un niño.
El bebito lo escucha y dice:
Déjame ver que soy yo.
Levanta la cobijita, mira abajo y le dice:
Uuauu yo soy una niña.
Los dos despiertan al tercero y le preguntan:
¿Tu qué eres?
El bebito levanta su cobija para mirarse y les contesta:
No sé que soy.
Pero cómo que no sabes, fíjate bien, levanta bien la cobija. Mira de nuevo y dice:
No lo sé, y llora por tener la gran duda.
¿Pues por qué no sabes?, preguntan los bebes.
Es que mis zapatitos son amarillos.






Más chistes de Niños Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED